Medios sociales

Neo Advertising en Twitter Neo Advertising en Linkedin Neo Advertising en Facebook Neo Advertising en Vimeo Neo Advertising en Slideshare Neo Advertising en RSS

martes, 21 de julio de 2015

Tu móvil sabe si estás deprimido

 tendencias digitales, tendencias salud aplicaciones, investigación,
Las nuevas tecnologías parecen no tener fin ni límites: un estudio de la Universidad Northwestern afirma que a través de los hábitos de una persona con su teléfono móvil se puede predecir si está deprimido. Esta noticia evidencia el imparable crecimiento de los avances en tecnologías y medios. 


El estudio de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern estudió si los hábitos registrados por los dispositivos móviles se podrían utilizar para predecir si sí o no estaban deprimidos. La medición de marcadores conductuales para la depresión se hace a través de sensores GPS. Los resultados impresionan: los investigadores, con un 86 por ciento de precisión, fueron capaces de predecir si el individuo estaba deprimido. 


 tendencias digitales, tendencias salud aplicaciones, investigación,


La Organización Mundial de la Salud estima que 350 millones de personas en todo el mundo sufren depresión y que menos de la mitad reciben tratamiento, a menudo porque no son conscientes del propio trastorno. Los resultados del estudio aplicados al mundo real podrían suponer un avance significativo para en el diagnóstico y tratamiento de la depresión clínica.

Dirigido por el Doctor. David C. Mohr, director del Centro de Northwestern de Tecnologías de Intervención de la Conducta, el estudio rastreó comportamientos que estudios anteriores habían relacionado con la depresión, incluyendo horas pasadas en determinados lugares (por ejemplo, el trabajo y el hogar) y el tiempo dedicado a la interacción con el teléfono. 


tendencias digitales, tendencias salud aplicaciones, investigación,


Cuarenta individuos fueron escogidos para participar en el estudio y 28 terminaron con datos suficientes para analizar al cabo de dos semanas. Cada participante descargó un programa que los investigadores acuñaron como el "Robot púrpura", una aplicación que recogía los datos de los sensores basados en GPS para reunir datos sobre el comportamiento. Mientras que otros estudios han analizado las interacciones sociales cotidianas de las personas deprimidas a través de los datos del sensor de teléfono, este fue el primero en explorar el fenómeno usando la ubicación geográfica de un individuo.

"La importancia de esto es que puede detectar si una persona tiene síntomas depresivos y la gravedad de los síntomas sin preguntarles cualquier duda", dice Mohr. "Ahora tenemos una medida objetiva de la conducta relacionada con la depresión. Los teléfonos pueden proporcionar datos discretamente y sin ningún esfuerzo por parte del usuario". Fuentes de la Universidad indican que la "incesante comprobación de mensajes de correo electrónico, enviar mensajes de texto, Twitter, y navegar por la web puede actuar como parches para el individuo y distraer de las preocupaciones del día".


 tendencias digitales, tendencias salud aplicaciones, investigación,



Las aplicaciones relacionadas con la salud no parar de crecer y parece que la salud mental es el siguiente paso en esta tendencia. Aún así, hay cierta ironía en este aspecto ya que numerosos estudios han demostrado que el uso excesivo de los smarthphones contribuye a la depresión. En un estudio realizado en la Universidad de Baylor en 2014, los investigadores analizaron el uso de sus teléfonos en 346 estudiantes universitarios junto con su salud mental. Los que utilizaron más sus teléfonos estaban "más propensos a la melancolía, al materialismo y al comportamiento temperamental" y eran "menos capaces de centrar su atención en la tarea en cuestión." No obstante, el mismo estudio mostró que aquellos que utilizan sus teléfonos con mayor frecuencia podrían haber estado tratando de mejorar su propio estado de ánimo


tendencias digitales, tendencias salud aplicaciones, investigación,

El estudio de Mohr también tiene sus peros. Las críticas recibidas indican que los niveles de depresión en cada individuo, que iban de leves a graves, se auto informan dejando la posibilidad de que algunas personas exageren o subestimen sus síntomas. Mientras que los factores analizados parecían mostrar una correlación entre ciertas conductas y la depresión, el estudio no tuvo en cuenta otros posibles vínculos como la enfermedad crónica. Por último, señalan los autores, el tamaño de la muestra era demasiado pequeña para sacar una conclusión importante.

Así, mientras que los autores creen que han desbloqueado una nueva vía potencial para mejorar la salud mental. "A pesar de estas deficiencias, la capacidad de detectar patrones de conducta pasiva abre la posibilidad de una nueva generación de tecnologías de intervención de comportamiento", escriben los autores del estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario