Medios sociales

Neo Advertising en Twitter Neo Advertising en Linkedin Neo Advertising en Facebook Neo Advertising en Vimeo Neo Advertising en Slideshare Neo Advertising en RSS

miércoles, 1 de julio de 2015

Málaga y Valencia se adelantan como ciudades inteligentes

Cuadro de estructura de Málaga como smart city


Poco a poco las ciudades españolas van avanzando en la aplicación de decisiones concretas para convertirse en smart-cities. La falta de presupuesto es siempre un obstáculo para el desembolso, pero las hay que optan por la idea de invertir para empezar ya a recuperar cuanto antes en forma de resultados. 

Málaga encabeza la iniciativa, y experimenta ya cómo su apuesta está constituyendo una palanca fundamental que favorece la eficiencia económica, la sostenibilidad medioambiental, la mejora del bienestar de sus ciudadanos y el impulso a la economía local.

En su estrategia smart city hay dos elementos clave: la apuesta por la transversalidad y la cobertura IoT (internet of things) que garantiza la escalabilidad y flexibilidad suficiente para soportar los servicios actuales y futuros de la ciudad inteligente, integrando la información procedente de todos ellos.


Para lograr esto, ha elegido una plataforma proporcionada por Telefónica, con la pretensión de mantener una visión integral de la ciudad mediente la monitorización de indicadores urbanos, y la capacidad de crecer con nuevos dispositivos de sensorización que permitan interactuar con los ciudadanos. 

Perspectiva de Valencia


También Valencia ha elegido la misma solución tecnológica de Telefónica. En su caso, la reducción del gasto público, optimizar la eficiencia en su gestión y mejorar la calidad de los servicios son los principales objetivos de la puesta en marcha de esta plataforma, que funcionará como el “cerebro” de la ciudad, ya que a partir de la información que trasmitan los sensores instalados, planificará el funcionamiento de los servicios municipales. Así, el Ayuntamiento conocerá lo que ocurre en la ciudad en tiempo real y podrá anular el riego automático en días de lluvia, encender las farolas cuando haya niebla o vaciar los contenedores cuando estén llenos, por ejemplo.

Su punto de mira está en mejorar la eficiencia de los servicios urbanos desde la visión de conjunto que reciban los centros de control, y la aplicación de políticas de apertura de datos que favorecen el establecimiento de procesos de innovación abiertos y participativos, así como una mayor transparencia en la gestión de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario