Medios sociales

Neo Advertising en Twitter Neo Advertising en Linkedin Neo Advertising en Facebook Neo Advertising en Vimeo Neo Advertising en Slideshare Neo Advertising en RSS

martes, 31 de marzo de 2015

La nueva cultura digital





Adiós a los museos tal y como los conocíamos hasta hace poco, basados en contenidos estáticos, poco interactivos y donde el visitante era un mero paseador.

El digital signage y los contenidos digitales, los kioscos y pantallas interactivas junto con aplicaciones QR o geolocalización encuentran su hueco en los museos y según recoge el Anuario de Cultura Digital (ACD) 2015, otorgan resultados positivos en número de visitantes y valoración de la experiencia. 




 Museo Barcelona World Race


Para el Museo de la Barcelona World Race se hizo una completa instalación de Digital Signage con casi una veintena de soportes digitales para dar información en tiempo real, proporcionar interactividad y personalizar la información. 





Entre las buenas prácticas, el Anuario de Cultura Digital 2015 (ACD) destacapantallas, códigos QR, geolocalización, beacons, sensores, reconocimiento facial, weareables y tecnologías 3D y realidad aumentada.

Estas aplicaciones, según el ACD, buscan “dar una mayor cantidad de información y recursos para personalizar la experiencia de la visita” a un usuario que "ha dejado de ser pasivo y se relaciona con las obras y los contenidos de forma creativa”.







El anuario cita como una de las referencias en el uso de pantallas al Museo de Bellas Artes de Cleveland, que dispone de la pantalla táctil más grande de EE. UU. con imágenes de 4.100 objetos de la colección permanente. 

En el mismo sentido, en el Museo del Romanticismo de Madrid se accede, a través de códigos QR, a una lista de reproducción en Spotify con piezas musicales acordes con la época sobre la que versaba la exposición "Los espejos del alma". 


La geolocalización, por su parte, está siendo empleada para exteriores e interiores, para guiar rutas históricas e interactuar con los visitantes. 



Otra herramienta que viene pisando fuerte son las beacons, “un tipo de tecnología de bajo consumo que con sensores de potencia vía Bluetooth que se incorporan a los objetos, pueden detectar la presencia de los visitantes gracias a una aplicación móvil”. 

También existen otras tecnologías de monitorización en tiempo real como las alfombras de sensores y el reconocimiento facial utilizadas para saber más datos sobre las visitas: horas frecuentes, salones más visitados, etc... 




En desarrollo se encuentran los dispositivos etiquetados como wearable – tecnología ‘ponible’-, herramientas con gran potencial en el sector cultural. Las Google Glass son uno de los ejemplos más relevantes aunque no el único; la Neurocam, desarrollada por la Universidad de Keio, en Japón, tiene forma de diadema, lee las ondas cerebrales y sabe reconocer aquello que el cerebro transmite como interesante; Baidu Eye no tiene cristales y consiste en una pequeña cámara, un puntero láser y un auricular. 

Por último, nos quedamos con la tecnología 3D, que se utilizó para reproducir la tumba de Tuntakamón en Egipto y fue realizado por la empresa española Factum Arte. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario